Carmelo Raydan / Fotógrafo e Historiador
S  I  T  I  O    W  E  B    O  F  I  C  I  A  L
Reseña BiográficaPublicacionesFotografías a ColorFotografías a Blanco y NegroPáginas AmigasPlanilla de Correo
Publicaciones
Volver a la Portada
Cartelera Docente
 
regresar a la sección PUBLICACIONES

"EL HECHO FOTOGRÁFICO EN LA MARACAIBO DECIMONÓNICA"
 
 



EL HECHO FOTOGRÁFICO EN LA
MARACAIBO DECIMONÓNICA

Carmelo Raydan.
Acervo Histórico del Estado Zulia.
Maracaibo. 2001.




I N T R O D U C C I Ó N

El tema que aspiramos comenzar a esclarecer con la presente investigación es el acontecer fotográfico en la ciudad de Maracaibo, desde la llegada de esta técnica gráfica, en una fecha que no pudimos precisar pero que debe hallarse en los comienzos de la década de 1840 o poco antes, hasta los últimos testimonios que localizamos de los fotógrafos que surgieron en torno a 1880. Más un panorama general de los últimos 20 años del siglo XIX, que en un principio pretendió ser una suerte de epílogo, pero que se fue enriqueciendo paulatinamente de información en algunos puntos particulares hasta llegar a ser más que el remate inicial planeado. Todo esto vinculado con el suceder económico, social, político, técnico y artístico, en los ámbitos mundial, latinoamericano, venezolano y maracaibero.

 
 
Las principales fuentes informativas que utilizamos fueron cuatro: Bibliografía sobre historia económico-político-social, del arte y de la fotografía en Europa, los Estados Unidos, Latinoamérica, Venezuela y el Zulia; así como textos sobre técnica fotográfica. Prensa diaria y no diaria de Maracaibo y Caracas durante el siglo XIX. Observación directa de colecciones fotográficas decimonónicas zulianas. Y entrevistas con descendientes de nuestros viejos fotógrafos en estudio y con coleccionistas.

Las partes en que se halla dividida la monografía son cuatro: Un primer capítulo, donde se explican las razones que produjeron el descubrimiento de la fotografía en Europa nor-occidental durante la primera mitad del siglo XIX, el disímil desarrollo tanto técnico como artístico que esta tuvo en el mundo de esa época, así como su llegada e implantación en Latinoamérica y Venezuela. Un segundo apartado, que trata sobre la situación económica, social, cultural, urbanística y política de Maracaibo desde 1830 hasta 1900; escenario en el cual se movieron nuestros realizadores. Un tercer bloque, que es la parte central de este trabajo, donde se busca reconstruir el quehacer fotográfico maracaibero, desde el comienzo de la década de 1840 o poco antes, hasta el desaparecer laboral de los trabajadores de la cámara que se iniciaron al comienzo de los años 80; y una visión global de las dos últimas décadas de ese siglo, que a pesar de no tener en todas sus partes la misma profundidad investigativa del periodo anterior, nos proporciona datos muy importantes. Con relación a las imágenes que se encuentran en el tercer capítulo es pertinente decir lo siguiente, con excepción del fotógrafo Arturo Lares y de los creadores que se mencionan en el punto llamado “Los Últimos Años del Siglo”, de los cuales hay relativamente abundantes obras y pudimos seleccionar para mostrar, del resto de los autores investigados presentamos absolutamente todo lo que se consiguió. Finalmente, el desarrollo teórico de este trabajo termina con las conclusiones.

Las dificultades más serias con que nos encontramos en el trascurso de la investigación fueron cuatro, de las cuales logramos subsanar dos, y asumimos las otras dos como limitantes de esta labor en las presentes circunstancias. La total virginidad del tema de estudio en Maracaibo, en lo que respecta a reconstrucción de lo acontecido, y lo poco desarrollado que en general se encuentra en el país; realidad ésta que nos impidió poder contar con el recurso de bibliografía regional sobre la materia, nos dificultó mucho conseguir asesoramiento con personas que tuvieron experiencia en esta particular rama de la historia, y nos obligó a comenzar a teorizar sobre lo sucedido en la ciudad partiendo de cero. El hallarse en Caracas la mayor parte del material hemerográfico y bibliográfico tanto zuliano como venezolano en general que se conoce del siglo XIX, particularmente en la Biblioteca Nacional y en la Biblioteca de la Academia de la Historia; lo que nos impuso realizar numerosos viajes a la capital del país, con los consecuentes gastos económicos y de tiempo. El encontrarse en los momentos en que realizamos esta tarea, los años 1996, 1997 y 1998, cerrado para los investigadores por reorganización, el “Registro Principal del Estado Zulia”, repositorio particularmente valioso al que no tuvimos acceso; lugar que debe ser trabajado por quienes deseen profundizar el presente esfuerzo. Y el no haber podido hallar información bibliográfica ni en consultas con especialistas, sobre un pequeño grupo de términos técnicos de la fotografía antigua, que mencionan los textos de prensa; carencia ésta la cual debe ser solucionada en futuras indagaciones.

Por último, antes de concluir estas líneas, consideramos obligatorio señalar cuatro factores sin los cuales la realización de este trabajo hubiera resultado mucho más azarosa, y sus logros de menor alcance. El haber tenido a nuestra disposición la obra “Documentos para la Investigación Histórica de la Fotografía y el Cine en el Estado Zulia”, de los comunicadores sociales Tamara Lozada, Mauricio González y Jaime Sandoval, voluminosa compilación ésta constituida por textos extraídos de la prensa maracaibera entre los años 1840 y 1914, la cual nunca ha sido publicada desde 1983 en que fue concluida, y de la que existe tan solo un reducidísimo número de ejemplares fotocopiados; trabajo éste de verdadera importancia para los estudiosos de varias áreas del saber, que debería ser publicado. El haber podido revisar a gusto la colección fotográfica Kurt Nagel, gracias a la generosidad de su hacedor y propietario, la más amplia y mejor organizada de las varias que pudimos examinar, verdadero tesorero patrimonial que amerita alguna forma de apoyo oficial; de ese archivo gráfico y de los datos que nos diera el propio Nagel, obtuvimos una gran cantidad de elementos informativos que se pueden ver plasmados en el tercer capítulo. El haber sido usuarios del “Sistema de Servicios Bibliotecarios y de Información de la Universidad del Zulia” (SERBILUZ), organismo desde el cual en repetidas oportunidades nos comunicamos con instituciones capitalinas y del extranjero; y donde también pudimos hurgar con libertad el extenso y rico depósito hemerográfico y bibliográfico que posee, habiendo sido para nosotros especialmente provechosa la original y completa colección del quincenario caraqueño de finales del siglo XIX y comienzos del XX, “El Cojo Ilustrado”, que en sus anaqueles se encuentra, de este conjunto particular de revistas obtuvimos valiosos conocimientos y un buen número de fotografías. Y finalmente, la guía y asesoramiento permanece de nuestro Tutor Oficial, el Magíster en Historia con especialización en estudio sobre Asia y África, así como profesor jubilado de la Facultad de Humanidades y Educación de LUZ, Antonio Soto, quien a pesar de no tener experiencia particular sobre el área que nos ocupaba, se dedicó a estudiar Historia de la Fotografía con nosotros, nos motivó en todo momento, y nos señaló el camino a seguir en muchas ocasiones que perdimos la brújula, en ese territorio apasionante pero que en ocasiones puede ser umbroso, de la investigación histórica.

                                                                                                  
   CARMELO RAYDAN


regresar a la sección PUBLICACIONES
 

 

Telf: +58 (0)261-748.01.40  E-mail: correo@carmeloraydan.com.ve ..
Dirección: Urbanización Lago Mar Beach. Av. Las Islas. Qta. Ruth; diagonal al primer puente hacia Isla Dorada ..
Maracaibo, Venezuela ..


Diseño gráfico y producción digital: Bachaco.com

NOTA: para una visualización óptima de este web-site se recomienda mantener un
Área de Pantalla igual o mayor a 800 x 600 píxeles de resolución.